Saltar al contenido

Pan a la Sartén

pan en sarten

De las muchas formas que existen para cocinar pan, hoy hemos elegido la sartén como utensilio de cocina para elaborar este delicioso alimento.

Al margen de la preparación más tradicional del pan, (horno) aquí podrás encontrar las combinaciones de ingredientes que en ningún sitio podrás encontrar y que nunca nadie jamás había contado.

Además te enseñaremos paso a paso cómo hacer pan a la sartén con nuestra guía rápida. ¡Manos a la Masa!

¿Cómo Hacer Pan sin Horno?

Los panecillos que se cocinan sin horno son conocidos como muffin inglés y no son más que unos bollitos que los suelen tomar para desayunar, merendar o incluso puedes utilizarlos para hacerte unas pequeñas hamburguesas.

La primera vez que probamos los panecillos a la sartén nos quedamos verdaderamente alucinados y nos pusimos manos a la masa para mejorar más aún la receta y preparación de este alimento.

Hacer pan sin horno a simple vista puede resultar algo complejo, pero ¡Tranquil@! Estás aquí para aprender y saber cómo hacer pan a la sartén.

Receta Pan en Sartén Paso a Paso: Video

Pan en Sartén o Pan sin Horno: Paso a Paso

Si aún no quieres entrar más en detalle de cómo se hace el pan en la sartén, sigue esta guía paso a paso, detalle a detalle y te aseguramos que te saldrán unos panecillos en sartén ¡Alucinantes!

Ingredientes para Hacer Pan a la Sartén

Como se suele decir “Cada maestrillo tiene su librillo”. Las cantidades para cocinar pan en sartén no tienen que ser exactas, nosotros te dejamos unas a modo orientativo.

  • 250 Gramos de harina
  • Un huevo
  • 30 Gramos de aceite de girasol
  • 150 cl de agua
  • 1 cucharadita de levadura
  • 1/2 cucharadita de sal

Cómo Preparar el Pan sin Horno ¡En Sartén!

  1. El inicio de la receta es como en el pan casero de toda la vida. En un recipiente o bol pones la harina, rompes un huevo, viertes agua templada y ¡Amasar se a dicho! 
  2. Una vez tengas la masa lista, verterás sobre una superficie lisa un poco de harina y la debes amasar durante unos 5 minutos más. Seguidamente unta el bol con unas gotas de aceite oliva virgen extra y deposita nuevamente la masa y déjala reposar durante 25 minutos. ¡No te olvides taparla con un paño de cocina! 
  3. Ya han pasado los 25 minutos que tanto esperabas, ahora toca sacar la masa del bol y ponerla encima de la mesa con un poquito de harina espolvoreada y con un rodillo la estiraremos hasta quedar el grosor que te guste. (Aconsejamos un dedo).
  4. Una vez estirada la masa, la puedes poner directamente en la sartén o hacer panecillos que si no los consumes el mismo día puedes guardarlos en el congelador. Te aconsejamos que utilices cualquier vaso de cocina para realizar los contornos y formas de los panecitos.
  5. Ahora te preguntaras qué hacer con los restos que te han sobrado, ¡Muy Fácil! Vuelvelos amasarlos, estira la masa y repite la misma operación o si tienes niños pequeños, seguro que les gustan unos palitos de pan riquísimos.
  6. ¡Ya sólo queda poner el pan en la sartén! Utiliza una sartén antiadherente o de hierro fundido y ponla a fuego lento. Ahora coloca los bollitos de pan en la sartén, de forma que quede separación entre ellos ya que cuando los cocines aumentarán su tamaño. Tápalos y mantelos al fuego durante 4 o 5 minutos, depende cocinas.
  7. Por último, le daremos la vuelta y cocinarás los panecitos a la sartén durante 3 o 4 minutos más. Si te gustan más doraditos, sólo tienes que ir dándoles la vuelta hasta ponerlos al punto.

pan a la sarten

¡Ya los tienes listos! Tienes unos panecillos cocinados en sartén que dejarás a los comensales más exigentes con un buen sabor de boca.

Los podemos acompañar tanto con algo dulce como con algo salado ¡Les viene bien cualquier relleno ¡Incluso solos están riquísimos!